Historia de la Subrogación de Melissa

Un Día Maratoniano Provoca el Parto

A menudo oigo hablar sobre los vínculos entre la Subrogada, su familia y su Pareja. La relación que se forma es más especial de lo que puedo explicar. Aquellos de vosotros que hayan pasado por esto saben lo que quiero decir. Melissa lo explicó cuando dijo: “Nunca pensé que fuera posible unirse con alguien tan rápidamente y tan permanentemente. Ahora no podemos imaginar nuestras vidas sin ellos”.

Las mamás subrogadas se ofrecen para ayudar a alguien y no se dan cuenta de lo mucho que recibirán a cambio. Las recompensas son bonitas de por vida y conmovedoras. El esposo de Melissa, Dennis, me dijo que se le pone la carne de gallina cuando piensa en su experiencia. ¡Fue tan increíble!

Como la Pareja de Melissa no era local, llegaron con mucho tiempo para el nacimiento de su bebé. Amanda, la hija de Melissa, estaba segura de que fue un día maratoniano lo que causó el parto. Empezaron el día con un viaje al Wild Animal Park, luego fueron a jugar al mini-golf haciendo entre medias solo una rápida parada en el Dairy Queen. Así que, durante la mañana, Melissa rompió aguas. El parto no era inminente, por lo que dejó que la Pareja descansara un poco más antes de avisarles. Por fin decidió que era hora y les llamó. Les dijo que se relajaran porque el parto aún no había empezado realmente y que ella y Dennis les recogerían para ir al hospital juntos. En 5 minutos estaban esperando en la puerta. Por desgracia, la autopista 15 tenía otros planes para ellos. Había un gran atasco de tráfico y en mitad del mismo, ¡el parto de Melissa comenzó!

La Pareja se estaba empezando a inquietar porque Melissa no llegaba. Finalmente, llegó y corrieron al hospital ¡cogiendo solo calles laterales! Llegaron mucho tiempo antes de que Marta hiciera su entrada. Marta nació el 12 de Junio del 2000 y fue recibida por sus nuevos padres y la mayoría, si no toda, de la familia de Melissa. Marta pesó una perfectas 6lb 8oz. ¡Felicidades!

Un Día Maratoniano Provoca el Parto

A menudo oigo hablar sobre los vínculos entre la Subrogada, su familia y su Pareja. La relación que se forma es más especial de lo que puedo explicar. Aquellos de vosotros que hayan pasado por esto saben lo que quiero decir. Melissa lo explicó cuando dijo: “Nunca pensé que fuera posible unirse con alguien tan rápidamente y tan permanentemente. Ahora no podemos imaginar nuestras vidas sin ellos”.

Las mamás subrogadas se ofrecen para ayudar a alguien y no se dan cuenta de lo mucho que recibirán a cambio. Las recompensas son bonitas de por vida y conmovedoras. El esposo de Melissa, Dennis, me dijo que se le pone la carne de gallina cuando piensa en su experiencia. ¡Fue tan increíble!

Como la Pareja de Melissa no era local, llegaron con mucho tiempo para el nacimiento de su bebé. Amanda, la hija de Melissa, estaba segura de que fue un día maratoniano lo que causó el parto. Empezaron el día con un viaje al Wild Animal Park, luego fueron a jugar al mini-golf haciendo entre medias solo una rápida parada en el Dairy Queen. Así que, durante la mañana, Melissa rompió aguas. El parto no era inminente, por lo que dejó que la Pareja descansara un poco más antes de avisarles. Por fin decidió que era hora y les llamó. Les dijo que se relajaran porque el parto aún no había empezado realmente y que ella y Dennis les recogerían para ir al hospital juntos. En 5 minutos estaban esperando en la puerta. Por desgracia, la autopista 15 tenía otros planes para ellos. Había un gran atasco de tráfico y en mitad del mismo, ¡el parto de Melissa comenzó!

La Pareja se estaba empezando a inquietar porque Melissa no llegaba. Finalmente, llegó y corrieron al hospital ¡cogiendo solo calles laterales! Llegaron mucho tiempo antes de que Marta hiciera su entrada. Marta nació el 12 de Junio del 2000 y fue recibida por sus nuevos padres y la mayoría, si no toda, de la familia de Melissa. Marta pesó una perfectas 6lb 8oz. ¡Felicidades!