El Proceso de la Fertilización de In Vitro (FIV)

La Responsabilidad Médica de la Madre Subrogada

Fertilización In Vitro y Transferencia Embrionaria Uterina a la Madre Subrogada (FIV/TEU) es un tratamiento de reproducción asistida ampliamente aceptado por parejas estériles en todo el mundo. Esta técnica ha sido utilizada más de una década desde sus comienzos a finales de los años 1970. En Estados Unidos, FIV/TEU comenzó a principios de 1980 y ha sido bien recibido en la comunidad médica y entre las parejas estériles. A mediados de los 1980 se añadió un tercer elemento (La Madre Subrogada) para aquellas Parejas que podían producir embriones a través de IVF, pero en las que la mujer no podía llevar a término el embarazo.

Los criterios para ser considerados para FIV / TEU se basa en la capacidad reproductiva de la Madre Natural y de la Madre Subrogada, su salud general, historia de problemas médicos y la capacidad reproductiva del Padre Natural, también. Como se puede anticipar, este procedimiento es física y emocionalmente exigente, así como muy caro. En vista de estas complejidades, aquí es el contexto general de los procedimientos.

Como puede suponer, este procedimiento con una Madre Subrogada es físicamente y emocionalmente exigente, así como muy caro. En vista de estas complejidades, aquí se exponen los antecedentes generales de los procedimientos.

El proceso de Fertilización In Vitro y Transferencia Embrionaria Uterina

El proceso está dividido en 5 pasos:

  1. Desarrollo del folículo
  2. Extracción de Ovocitos (Óvulos)
  3. Cultivo de Ovocitos y Fertilización In Vitro
  4. Transferencia embrionaria uterina a la Subrogada.
  5. Fase Lútea y Control.

Los Pasos 1 y 2 son completados por la Madre Natural. El paso 3 ocurre en el laboratorio médico. Los pasos 4 y 5 son completados por la Madre Subrogada.



Pasos 1 a 3 se completan por la Madre Natural o su Donantes de Ovulo y el laboratorio médico.

Después de que los ovocitos son extraídos de la Madre Natural o la Donantes de Ovulo, son fertilizados en unos recipientes separados de laboratorio que es In Vitro Fertilización. Estos recipientes se sitúan en una incubadora a la misma temperatura del cuerpo de la mujer. Cuando los embriones han alcanzado la fase de desarrollo esperada, cualquier embrión que exceda del número acordado para la transferencia, será congelado para uso futuro.

Pasos 4 & 5 se completan por la Madre Subrogada y se explicaron a continuación

La Madre Subrogada es examinada varias veces durante el ciclo de tratamiento con el propósito de controlar su endometrio (revestimiento del útero). Antes de la transferencia embrionaria, tomará diversa medicación que prepara el endometrio para recibir los embriones. El médico determinará cuando tiene que empezar con las inyecciones diarias de progesterona y continuará con ellas hasta que el médico ordene lo contrario.

La transferencia embrionaria se lleva a cabo con la Madre Subrogada en posición ginecológica y no requiere anestesia. Después de un correcto proceso de desinfección, a través del cuello del útero, se le introducirá un pequeño catéter de plástico en el útero y los embriones serán transferidos a la cavidad del endometrio. La Madre Subrogada necesita estar en esta posición durante un corto periodo de tiempo, luego la enfermera le ayudará a sentarse para recibir las instrucciones del médico y controlarla por el tiempo que se requiera.

Cuando la Madre Subrogada haya sido dada de alta después de la transferencia embrionaria, se le acompañará a un hotel donde guardará cama, pudiéndose levantar solamente para ir al cuarto de baño. Seguirá esta prescripción durante dos días más. Pasado este tiempo, la Madre Subrogada podrá volver a sus actividades normales con las limitaciones impuestas por el médico en el momento de la transferencia embrionaria. Algunas de las limitaciones son:

  • Descanso pélvico total.
  • No irrigaciones vaginales ni relaciones sexuales.
  • Solo Duchas – baños no permitidos.
  • No hacer actividades enérgicas, tales como ejercicios físicos, correr, coger pesos (incluyendo niños), compra, equipaje, etc.

Dos semanas después de la transferencia embrionaria, se realizará una prueba de embarazo. Si existe embarazo, la Madre Subrogada deberá acudir varias veces a la clínica para controlar su nivel hormonal y el desarrollo del embrión/es. Este control se realizará mediante análisis de sangre y ultrasonido. Si no hubiera embarazo, el médico indicará a la Madre Subrogada el momento de parar la medicación y el momento en que se producirá su periodo menstrual.



Cancelación del Ciclo

El médico establece cuál es el nivel aceptable de respuesta al tratamiento durante el ciclo. Si en algún momento la respuesta al tratamiento de la Madre Natural, su Donante de Ovulo o de la Madre Subrogada cae por debajo del límite establecido, muy probablemente el médico cancelará el ciclo.


Para leer más detalles sobre el proceso para la Madre Natural en el proceso de fecundación in vitro/UET, haga clic en “El Proceso De La Fertilización de In Vitro“.