Historia de la Subrogación de Angie

Mujer Maravillosa

La primera vez que vi a Angie, Vic y sus chicos, me impresionó. Era una familia auténticamente feliz y querían profundamente dar a alguien más la oportunidad de experimentar el tipo de alegría que llega al formar una familia. Vic estaba muy orgulloso de su mujer por su deseo de ayudar a una pareja de esta forma tan especial y orgulloso de formar parte de todo. Por desgracia, poco tiempo después tuvimos un imprevisto, sus obligaciones militares le llevaron fuera por casi toda la experiencia de subrogación. ¡Verdaderamente te echamos en falta, Vic!

Estuve un poco preocupada cuando me enteré de que Vic se iría fuera por un año. Me inquietaba Angie que de repente se convertía en mamá soltera con tres chicos y además con un embarazo de subrogación con el que enfrentarse. Sin mencionar el programa Cheerleading que dirigía para las jóvenes de su comunidad. Bien, mis preocupaciones pronto desaparecieron, ya que demostró ser una campeona. Su dedicación a su familia, a su Pareja y al programa nunca flaqueó. Me mantuvo sorprendida y asombrada hasta el mismo día del parto.

Una vez que su Pareja llegó a California, fuimos todos a la fiesta de “futura mamá”. Me pararon por exceso de velocidad (ya sé que es difícil de creer, pero es verdad). Y ahí estaba Angie intentando convencer al oficial de que no me pusiera multa. Yo contemplaba a esta mujer embarazada casi de 9 meses ¡preocupándose por mí! Tenía lagrimas en los ojos cuando me preguntaba si había algún limite para esta mujer de naturaleza tan protectora. Creo que ella pensaba que yo estaba disgustada por la multa pero rápidamente le aseguré que no era importante. Creo que nunca le dije nada sobre mis sentimientos aquel día porque, como sucede en la vida, enseguida estamos con otra cosa. Pero ese momento lo tenía almacenado en mi banco de memoria hasta que un día lo escribiese.

El 7 de Marzo del 2000, Angie dio a luz una niña preciosa que sus padres llamaron Amanda. Pesó 7lb 6oz. ¡De que forma, Angie!