Historia de la Subrogación de Shelly

Tantos Momentos Bonitos

Las Mamás Subrogadas comparten historias similares sobre la primera vez que conocen a su Pareja y sobre todos los preparativos para ese día. Se prueban diferentes atuendos , luego preguntan a su esposo qué piensan y sin reparar en la respuesta la tiran en el montón de ropa que se ha formado encima de la cama y continúan con su búsqueda. Sus nervios están a punto de dispararse cuando entran en el restaurante. Y al cabo de un rato en la reunión, se dan cuenta de que no hay nada por lo que preocuparse.

Pues bien, la experiencia de Shelly no fue muy diferente, excepto por un acontecimiento muy interesante (¡divertido, realmente!). La conversación en la mesa se iba desarrollando muy bien y la cena era estupenda. Decidimos compartir una tarta helada en el postre. Kim se ofreció a cortarla y cuando iba a hincar el tenedor, la tarta salió volando por encima de la mesa, siguió volando en el aire y pasó rozando a “Papá” llegando casi a dar en su chaqueta de piel. Nos quedamos todos tan paralizados que nadie dijo nada y entonces “Papá” alargó la mano hasta el suelo y con su tenedor pinchó la tarta y la hizo ondear sobre su cabeza como si fuese la bandera de la victoria. Todos nos reímos a carcajadas.

Este fue el principio de lo que se convirtió en una bonita relación. “Papá” no hablaba nada de ingles, pero podías decir siempre lo que sentía. Cuando vio a Shelly, asomaron lagrimas a sus ojos. Su alegría era obvia. El vínculo entre la Pareja y los niños de Shelly, Charlie y Aaron, fue increíble. No existía para nada la barrera de la lengua entre ellos. Fue verdaderamente sorprendente. “Mamá” pudo viajar frecuentemente a California para visitar a Shelly, Carlos y los niños. En una de las visitas, Shelly y su madre, Dee, le organizaron una elegante fiesta de “futura mamá”. Estaba tan feliz que pensó que la vida no podía ofrecerle nada más dulce. Sin embargo, todos sabíamos que lo mejor estaba por llegar.

No ignorábamos que iba a ser un parto con Cesárea, puesto que éste era el historial de Shelly, pero todavía no conocíamos la fecha exacta. La Pareja llegó unas semanas antes de la fecha prevista puesto que no querían correr el riesgo de perderse el nacimiento. Pero, incluso con todo bien planeado, aprendimos, una vez más, que los niños nacen en su tiempo, no en el nuestro. Shelly fue a la consulta del médico mientras que la Pareja se quedaba en casa vigilando a Aaron. Para sorpresa de Shelly, el doctor la envió al momento al hospital para que la preparasen para la intervención. Tracy, que piensa rápido, estaba ahí y mientras se calzaba un par de protectores, pudo alertar a la Pareja, a Carlos y a mí, antes de ir a la intervención con Shelly. Por suerte, Carlos estaba cerca de casa y pudo recoger a la Pareja y llevarles corriendo al hospital, justo a tiempo para ver salir a sus niñas de la Sala de Operaciones. Así que, el 2 de Marzo del 2000, la niña Marilyn nació pesando 6lb 80z y la niña Shelly nació pesando 5lb 4oz? ¡¡Guau!!