Historia de la Subrogación de Kristina

Chequeo de Realidad

No estoy segura del momento en que Kristina se dio cuenta del increíble regalo que había ofrecido a su Pareja. A lo largo del embarazo fue muy modesta con los elogios e incluso de alguna manera confusa. Era práctica y a menudo afirmaba que “solo” estaba ayudando a su Pareja de la manera que sabía hacerlo y podía. Yo sonreía en mi interior después de muchas de esas conversaciones con ella, porque sabía que, tarde o temprano, la magnitud de ese regalo especial aparecería.

Cuando vi a Kristina después de ser dada de alta del hospital, supe que había caído en la cuenta. Ella y su esposo estaban estupefactos. No podía hacer ninguna declaración prosaica, ninguna. En nuestros primeros momentos juntas solo pudo decir una palabra: “Gracias”. Su esposo dijo lo mismo y nos abrazamos y lloramos. Más tarde me contaron cómo habían cambiado sus vidas con la experiencia y que de alguna manera todo en el mundo parecía más luminoso.

Hannah nació el 4 de Febrero y pesó 7lb 12oz y le estaban esperando su Mamá, Papá y su hermana mayor. Al día siguiente parecía como si todo el mundo fuese a visitar a Hannah. Había mucha gente en el Del Mar Inn y todos viajaron a California para ver a esta preciosa niña. Estoy segura de que su popularidad continúa en Kansas.