Historia de la Subrogación de Chandra

El embarazo más largo del mundo

En realidad el embarazo de Chandra no fue tan largo, pero parecía que iba por ese camino. Desafortunadamente, casi desde el comienzo, su embarazo fue complicado. Las posibilidades de abortar eran tan grandes que, hasta que estuvimos cerca de la fecha del parto, el resultado final era incierto. A cada cita médica íbamos más esperanzadas de que todo fuera bien. Recuerdo haber asistido con Chandra a una cita de ecografía y cuando vi al bebé en la pantalla y lo perfecto que era, me eché a llorar. Me levanté de un salto de la silla y corrí para mirar de cerca la pantalla. Con lagrimas cayendo por mis mejillas, me volví a Chandra y le dije: “De esto es de lo que se trata. Debido a todos tus esfuerzos, este pequeño bebé perfecto mira hacia atrás y está creciendo más grande y sano cada día. Si te llega el momento de encontrarte desanimada, recuerda solo esta imagen”. Como nos abrazábamos y llorábamos, el técnico de la ecografía me preguntó si yo era la madre del bebé. Le expliqué nuestra situación y le dije que yo era la Mamá por Poderes, porque sabía que si la Mamá hubiera podido estar ahí hubiera reaccionado de la misma manera.

Cuando el día del parto se acercaba, Mamá decidió salir antes de lo planeado ya que sentía que debía hacerlo. Sus instintos fueron buenos ya que su bebé nació el día en que llegó. Pero su vuelo tenía la llegada la tarde del 9 de Marzo y Charlotte nació por la mañana pesando 8lb 7oz. Así que yo, la Mamá por Poderes, me encontraba allí cuidando de Charlotte hasta que su Mamá atravesó la puerta e inmediata y felizmente asumió su papel. Los abuelos tenían que llegar por la noche, tarde, y como Charlotte ya había hecho su entrada, la nueva Mamá no pudo ir a recogerlos al aeropuerto. Tracy se ofreció generosamente para ir y traerlos al hospital. Sin saber qué aspecto tenían, hizo un letrero y se puso en la puerta enseñándolo a todo aquel que venía en el avión. Nadie respondió al letrero. Vio a una pareja que estaba segura de que eran ellos y corrió hasta ponerse delante enseñándoles el letrero y sin decir una palabra. Ellos continuaban andando sin reconocer a Tracy. Finalmente, cuando llegaron a la isla de equipajes, Tracy estaba desesperada hasta tal punto que decidió aproximarse hasta la probable pareja. Y, desde luego, eran ellos y estaban tan impresionados de cómo Tracy fue capaz de localizarlos que sugirieron que podía convertirse en detective?..McHugh, P.I. ¡¿ Hmmmm?!