Historia de la Subrogación de Tara

Llegada temprana

El camino de subrogación de Tara comenzó en 1999. Quinton debía de nacer hacia finales de octubre, pero sabía que no tendría ningún dulce de Halloween a menos que estuviera en la barriga de Tara, así que decidió esperar. Pero al final, Tara le dio un aviso de desalojo y nació el 4 de Noviembre de 1999 pesando 8lb 1oz. Su experiencia de subrogación fue muy bonita y muchos fueron los afortunados que leyeron sobre ello en el número de Febrero del 2000 de la O.C. Family Magazine, en la cual sus fotos ilustraban la portada y en su interior se contaba la historia.

Entonces, solo 9 meses más tarde, los padres de Quin decidieron que les gustaría tener un hermano o hermana para Quin. Tara y su familia fueron muy felices en ayudarles otra vez de esta manera tan especial. Mamá, Papá & Quin vinieron para el proceso médico pero Papá no pudo quedarse todo el tiempo. Cuando llegó el momento de la transferencia embrionaria de Tara, la Mamá de Quin asumió mi papel. Condujo a Tara a la clínica, tomó fotos, y la llevó al hotel para arroparle después. ¿¿Yo qué estaba haciendo?? ¡Pasando el rato de mi vida! Quin necesitaba una hermana y yo estaba emocionada de poder pasar un par de días con él. No puedo decir que fuera los días más fáciles, pero fue uno de

los momentos más felices de mi vida. Mi esposo y mis hijos también disfrutaron mucho con él. Las cosas rodaban tan bien que decidí invitar a algunas mamás subrogadas y sus chicos a juntarse con Quin y conmigo en el Wild Animal Park. Obviamente, ha pasado algún tiempo desde que mis hijos fueran tan jóvenes como Quin porque olvidé una regla muy importante ¡ No se puede confinar a alguien de 9 meses! Cogimos el tranvía, que tarda una hora, y después de 5 minutos Quin ya estaba harto. Probé darle algunas chucherías y aunque los letreros indicaban claramente no alimentar a los animales, bien, déjenme decir que Quin estaba de responsable y decidió que los animales se alimentarían de chucherías, fruta, y cualquier cosa que estuviera en nuestra bolsa ese día. Estaba convencida de que nos echarían del parque porque ya había perdido la cuenta de cuantas reglas habíamos roto. Pero, de alguna manera, nos arreglamos para que no fuera así. Debo decir que tengo un renovado respeto por las madres de niños pequeños.

De todas formas, volvamos a la historia de Tara. Esta segunda experiencia de subrogación fue tan bonita como la primera. Mamá, Papá y Quin le pudieron visitar varias veces antes de la esperada fecha de nacimiento. Como Tara tenía un historial de partos un poco tardíos, casi tres semanas antes de que Tara saliera de cuentas, el 20 de Marzo del 2001, decidí ir a Texas a visitar a mis padres. Cuando llegué al aeropuerto de El Paso, mi busca sonó. Estaba segura de que era mi esposo comprobando que había llegado bien. Pero para mi sorpresa, ¡era Tara! Se encontraba en el hospital y ¡el parto estaba a punto! Era imposible para cualquiera de nosotros, incluidos Mamá, Papá y Quin, llegar a tiempo para el nacimiento. Entonces, hice lo mejor que pude. Jay los mantuvo al teléfono y de esta manera pudieron oír todo lo referente al parto, incluyendo el primer llanto de su hijo. Cuando esa noche hablé por teléfono con Mamá mientras estaba en Chicago esperando al primer vuelo de la mañana, se sentía triste por haberse perdido el nacimiento, pero completamente en paz. Dijo: “Tara ha cuidado de él los últimos 9 meses y no he tenido necesidad de preocuparme un momento. Y sé que cuidará de él un poco más hasta que yo llegue allí. Siempre ha estado en las mejores manos y todavía lo está.” Así que, a la mañana siguiente, Tara presentó a Taran Jeffrey a su Mamá, Papá y a su hermano mayor. Esta pequeña preciosidad pesó 5lb 14oz.

Este grupo especial ha hecho un gran trabajo al compartir su historia con los medios de comunicación nacionales e internacionales. Son un bonito ejemplo de lo que verdaderamente es la subrogación; estoy muy orgullosa y me siento muy agradecida de haber compartido estas increíbles experiencias con ellos. El pasado Mayo, Tara y Jay fueron muy amables al dar la bienvenida en su casa a un equipo de televisión español que documentaría una Historia de Subrogación de nuestro programa. Hace pocos meses han sido entrevistados por la Chicago Magazine; pueden leer todo sobre sus increíbles jornadas en el número de Octubre del 2001.