Historia de la Subrogación de Kim

VAMOS¡ NIÑO¡ AHORA¡

Kim ayudó a crear una hermosa familia cuando dió a luz a Ethan en Junio de 1994. La familia de Ethan se completó cuando Kim tuvo a su hermana ,Nadine, en Junio de 1996. Su experiencia como madre subrogada fué tan maravillosa que pronto decidió que quería ayudar a otra pareja estéril a tener el niño que habían soñado. Ella y su familia se vincularon inmediatamente con una nueva pareja española.

La pareja volvió a California exactamente nueve meses después del primer viaje en el que llegaron para recibir el IVF tratamiento para crear los embriones en San Diego con el Dr.Gabriel Garzo. Durente su 2ª estancia, descubrimos rápidamente que les encantaba comer nuestra pizza “americana”!. Así que, cuando nos sentamos para comer una pizza (por tercera vez esa semana), Kim llamó para decirnos que estaba de parto.

Conociendo los dolores de parto de Kim bastante bién, aseguré a los ansiosos nuevos padres que teníamos tiempo suficiente para comer y conducir hasta San Diego. Normalmente, Kim tendría que estar de parto toda la noche y medio día del siguiente. Así que, les animé a empaquetar algunas ropas y llevar algunas almohadas ya que iba a ser una larga noche de espera.

Cuando llegamos al hospital, dimos una vuelta por el 4º piso y esperamos con calma que la enfermera nos pudiera llevar a la habitación de Kim.

Cuando la enfermera oyó el nombre de Kim nos dijo con entusiasmo que fuéramos a la sala de partos hasta que Kim fuese llevada allí. Yo, todavía calmada, le dije que debía de ser un error. Esperaba que Kim W… fuese la mujer que está de parto por lo menos hasta primeras horas de la mañana.. De repente, la enfermera vino del mostrador, agarró mi mano y dijo: “Mira, cariño, si deseais ver el nacimiento del niño, ir a la sala de partos ¡¡¡AHORA!!!

Me volví, de repente, incapaz de hablar español, ya que el ingles me resultaba dificil en ese momento y ahullé:”GO¡BABY¡NOW” (VAMOS¡ NIÑO¡ AHORA¡) . Mis balbuceos fueron bien entendidos y todos corrimos a la habitación de Kim. Aparentemente, Kim estaba lista para parir casi una hora antes de nuestra llegada.

El doctor no podía creer que ella no le dejara intervenir ya que repetía: “Ella no puede venir todavía, sus padres no están aquí”.

Entonces, cuando nos vió llegar corriendo, el doctor preguntó:

“¿Puedo hacer que nazca el niño?” Kim respondió: “OK, ya puede intervenir, los padres ya han llegado”. Unos minutos más tarde, Clara llegaba!!!