Testimonio de Jamie como Madre Subrogada

Sorpresa! ¡He roto aguas!

No esperábamos que esas palabras salieran de la boca de Jamie, porque ¡todos sus partos previos habían sido inducidos! Unas bonitas palabras, para una bonita sorpresa en forma de un nuevo y perfecto bebé de 2,55 Kg, el 16 de julio de 2020.

Debido a lo inesperada y repentina sorpresa, los padres subrogantes no pudieron llegar hasta el día siguiente. Pero Jesús, el marido de Jamie, quiso grabar todo el parto al completo. Y gracias a este bonito detalle, pueden ver y guardan para siempre el momento en el que su hijo vino al mundo y les convirtió en padres por primera vez.

Deja una respuesta