¿Qué debo tener realmente en cuenta si quiero ser Madre Subrogada o Futura Madre?

¿Qué debo tener realmente en cuenta si quiero ser Madre Subrogada o Futura Madre?

Es una buena pregunta. Lo que realmente debes pensar es cuál es tu objetivo. El objetivo real de una pareja que quiere ser padre y madre, es poder compartir la Navidad jugando con su hijo. El objetivo real de una Madre Subrogada, es dar el mayor regalo posible a alguien que de ninguna otra manera puede alcanzar su objetivo. Si a la hora de intentar conseguirlo no vas por el camino adecuado, te puedes topar con múltiples problemas y dificultades. Si quieres hacerlo, primero debes contar con la ayuda de gente que sabe lo que hace y cómo hacerlo bien. Tendrás que someterte a la evaluación psicológica para asegurarte de que puedes afrontar los retos que suponen ser una Madre Subrogada y entender cuáles son las responsabilidades y obligaciones. Igualmente la pareja debe tener claro cual es su objetivo y los sacrificios que puede tener que hacer para cumplirlo. También es necesario contar con una buena Agencia, experta y con buenos conocimientos. Si tratas de hacerlo por tu cuenta, te enfrentarás a muchos problemas que hay que solucionar. Si cuentas con la Agencia, ella se asegurará de que todos ellos quedan solucionados. Durante el proceso también es necesario trabajar con un abogado con experiencia en el ámbito del derecho de reproducción. Muchos abogados compran un contrato-tipo y con esto ya afirman saber entorno a la Subrogación, pero realmente no están involucrados y no conocen los vericuetos del proceso y los conflictos asociados al mismo, no comprenden cómo es la ley y hacia dónde va la legislación en este campo, y como resultado no puede ayudar adecuadamente a sus clientes. Durante el proceso, también querrás asegurarte de que ambas partes tienen sus asesores jurídicos, y de que tanto la Madre Subrogada como los Futuros Padres están bien informados. En esencia, debes contar con la experiencia de profesionales cualificados que gestionen el proceso y lo hagan lo más beneficioso y llevadero posible.
Kevin Mahan, Abogado, Mahan & Mahan